El pasado 20 de noviembre, la Comisión Europea anunció la creación de la Asociación Internacional para Aplicaciones de Cadenas de Bloque Confiables (International Association for Trusted Blockchain Applications o IATBA) en el marco de la mesa redonda de la industria de blockchain de la Unión Europea, según la información publicada en su sitio oficial, complementando otras iniciativas adelantadas por la Comisión Europea, especialmente las realizadas dentro de la Sociedad Europa de Blockchain (European Blockchain Partnership o EBP), creada en abril pasado con el objetivo de diseñar una infraestructura con tecnología blockchain para ofrecer servicios públicos digitales transfronterizos, y al día de hoy, se han sumado ya 26 estados de la Unión Europea, y Noruega.

Roberto Viola, Director General de Redes, Contenido y Tecnología de Comunicaciones de la Comisión Europea, declaró:

“Esta asociación también puede convertirse en un interlocutor natural para todos los reguladores a nivel nacional y de la UE, por ejemplo, sobre estándares y regulaciones. También poder comunicarse con los ciudadanos sobre blockchain, una tecnología que no debe asociarse con criptomonedas oscuras, sino con transparencia y un entorno seguro”.

La iniciativa cuenta también con el apoyo de la eurodiputada Eva Kaili, autora del informe Blockchain del Parlamento Europeo, ejecutivos de la industria y varias startups enfocadas en el desarrollo y aplicación de innovaciones basadas en cadena de bloques a nuevos servicios y productos en ramos como aeronáutica, transporte, servicios financieros, energía, proveedores de tecnología, sanidad y bienes de consumo.

La IATBA, con sede en Europa, está programada para abrir sus puertas a cualquier organización dispuesta a trabajar en el desarrollo de la tecnología blockchain y en la transformación de los servicios digitales el primer trimestre de 2019, apoyada por varios de los grandes bancos europeos entre los cuales se encuentran las entidades financieras españolas BBVA y Banco Santander.

Carlos Kuchkovsky, jefe de Investigación y Desarrollo de Nuevos Negocios Digitales de BBVA, confirmó la participación, destacando la importancia de esta nueva organización para evitar acciones fragmentadas y como una oportunidad para que Europa influya en los estándares de protección de datos y gestión de la privacidad a nivel mundial, proporcionando más claridad ante la actual incertidumbre regulatoria de esta tecnología.

La inclusión de entidades de carácter privado tiene como meta abordar, en conjunto, los obstáculos regulatorios y reducir la inseguridad jurídica, liderar los esfuerzos de estandarización internacional y acelerar la investigación y la innovación.

Con la creación es estas asociaciones, el lanzamiento del Observatorio y Foro Blockchain de la Unión Europea en febrero pasado, y una inversión de cerca de 83 millones de euros a proyectos blockchain, con un estimado de inversión 340 millones entre 2018 y 2020, la Comisión Europea dirige sus esfuerzos al desarrollo de un enfoque común sobre las nuevas tecnologías en el ámbito internacional, pero sin mencionar mucho a las criptomonedas, estableciendo una abierta distancia con los criptoactivos.

Esta postura ha sido ampliamente cuestionada en las redes de blockchain públicas y según informes publicados en medios de comunicación, es una forma muy clara de privilegiar a las redes privadas, accesibles a una minoría de socios selectos.

Vía – CriptoNoticias